Enviar autos a lo largo del país: Antes y ahora

El concepto de una forma de transporte que no dependa de caballos y carruajes había estado presente por un tiempo antes de que se inventen los autos. Karl Benz, el cofundador de Mercedes-Benz, es el responsable de la invención del primer automóvil a combustible del mundo. Pero, su auto inicial era muy caro y por eso, sólo estaba disponible para la gente más adinerada. No fue hasta la aparición del Modelo T de Henry Ford que los autos fueron accesibles para el público en general. Pero, aún había un problema: llevar los autos a través del país rápida y eficientemente a través de un servicio de envío de autos confiable.

Los primeros métodos de envío

Uno de los primeros métodos de enviar un auto fue a través de los trenes, los cuales usaban una caja especialmente diseñada para ello. Mientras que este método posibilitó el envío de múltiples autos de una sola vez, era extremadamente caro, tardaba demasiado, y no era una opción muy popular. Poca gente tenía autos, debido a que no todos estaban dispuestos a pagar el precio que venía con el envío de un auto a través del sistema ferroviario. Pero, a medida que las rutas se fueron expandiendo, la gente comenzó a darse cuenta cuan útiles eran en conjunción con los autos para llevar varios bienes pequeños a través del país. Si podían enviar estos pequeños ítems de estado a estado utilizando las rutas, ¿por qué no podrían usarlas también para enviar cosas más grandes como los autos mismos?

Los primeros camiones de carga

ship a car was via railways

 

Hasta este punto, el método principal utilizado para llevar los autos a través del país era que el vendedor conduzca el auto físicamente hasta el comprado. Era un método con muchas fallas: tomaba más tiempo, había un gran riesgo de que el auto resulte dañado, y el costo era increíblemente auto. Como resultado, esto llevó a Alexander Winton, de The Winton Motor Carriage Company de Cleveland, a crear el primer camión de 18 ruedas en los 1890s, convirtiéndose en la primera empresa de automotores en ofrecer un nuevo tipo de servicio de envío de autos, de modo que los autos pudieran ser transportados sin ser realmente conducidos hasta su destino final. Aunque estos tempranos “transportadores de automóviles” solo podían transportar un auto a la vez, ayudaron a que la ya en auge industria automotriz creciera aún más, al hacer que los autos sean accesibles para la gente a lo largo del país. Pero no era una solución perfecta y empresas como la de Winton estaban constantemente buscando modos de mejorar el diseño y los métodos.

Los primeros camiones eran más pequeños

Como se mencionó antes, estas primeras versiones de los camiones de carga eran bastante pequeñas, mientras que la parte trasera de los autos era bastante grande y abultada y necesitaba un montón de espacio. Esto significa que los camiones sólo podían sostener de un modo seguro un auto por viaje, de modo que aunque ya no hacía falta conducir el auto en sí mismo hasta el comprador, aún era un proceso lento llevar múltiples autos a diferentes áreas del país. Resultando en que el envío era aún un proceso que llevaba demasiado tiempo, y podía significar la pérdida del negocio.

 

Las cadenas y los ganchos podían causar daños

Otro problema con el envío de los autos a través de estos primeros camiones eran las cadenas que se usaban para ayudar a asegurar el auto en su lugar durante el transporte. Debido a que este era aún un método nuevo de envío, había un montón de gente que debía aprender cosas tales como el modo de asegurar un auto apropiadamente en el camión con las cadenas pesadas que se les proveía.

Si las cadenas eran amarradas muy ajustadamente al vehículo, podían incluso aplicar demasiada presión al auto, causando que el marco se doble y deforme. Esto era malo porque un marco doblado no sólo reducía el valor del coche, sino que también le causaba un daño irreparable. Si las cadenas estaban muy ajustadas, también existía el riesgo de que estas arranquen el auto completamente de su marco, lo cual era aún más dañino y tal vez no pudiera ser reparado. Alternativamente, si las cadenas están muy sueltas, el auto se puede mover durante el transporte y rayarse o abollarse, o incluso algunas partes pueden romperse o soltarse.

El tipo de ganchos que las empresas de envíos usaban y dónde eran puestos también afectaba cuan bueno era el envío del auto. Si la compañía no usaba el tipo correcto de ganchos, podía causar todo tipo de daños, desde rayones hasta marcos doblados. Y aún más, si los ganchos eran puestos en los agujeros equivocados, esto podía también llevar a que el marco se parta o se caiga completamente, e incluso hacer que el auto se pueda soltar durante el transporte lo cual sumaría aún más daño.

 

Otros Factores

Además de todas las dificultades físicas al enviar un auto, había muy pocas empresas que ofrecían este tipo de servicios de envío. Esto hacía que el encontrar una empresa para enviar un auto a otras partes del país fuese no solo difícil sino también muy costoso. Siempre debes hacer una búsqueda sobre cada empresa que has considerado. Quieres que tengan una buena reputación cuando se trata de seguridad, quieres estar seguro de que completen el envío a tiempo, y de que no hay quejas preocupantes sobre ellos. Por supuesto, también debes asegurarte que la empresa tuviera rutas para tu destino deseado, ya que algunas empresas pueden no estar dispuestas a ir a cualquier parte del país.

El servicio de envío de autos moderno

Desde estos primeros camiones de carga y empresas de envíos de autos, se han hecho un número de mejoras. Primero, el diseño de los camiones de carga ha cambiado, haciendo posible que las compañías envíen múltiples autos en un solo viaje. No sólo estos camiones pueden llevar más coches sino que también vienen con capacidades de rastreo, haciendo posible rastrear la ubicación de su nuevo auto mientras espera que arribe directo a su puerta. Además, las empresas de envíos ahora también ofrecen seguros para su cargamento, proporcionando incluso una mayor protección de modo que usted pueda tener la tranquilidad de que su nuevo auto está siendo tratado apropiadamente durante el transporte y que, si algo pasara, tiene protección y no tendrá que lidiar con eso usted mismo.

Transportadores de autos abiertos vs cerrados

Otra nueva opción que se ve en los servicios de envío de autos de hoy en día incluye la elección entre el transporte de autos abierto y el transporte de autos cerrado. El transporte de autos cerrado es el método tradicional utilizado para enviar un auto y significa exactamente lo que parece, los autos que están siendo transportados están cubiertos por completo y refugiados de que se los vea. Esto significa que los autos transportados a través de este método están protegidos contra los elementos y otros factores tales como los escombros del camino. Mientras que cualquiera puede enviar un coche utilizando este método, es primordialmente recomendado para las personas que buscan enviar autos caros de lujo o autos clásicos, lo cual requiere una mayor protección.

Por otro lado, el transporte de autos abierto, es ideal para el envío de cualquier tipo de auto. Con este método de transporte, sin embargo, los autos están enteramente expuestos a los elementos y los escombros del camino. Esto significa que hay una chance de que el auto termine rayado o con otros problemas menores con los que tendrá que lidiar cuando arribe.

Car Shipping

 

No más cadenas

Otra nueva característica de los muchos proveedores de servicio de envío de autos de hoy en día es que ya no dependen de cadenas para asegurar los autos que están transportando. Como fue mencionado antes, estas cadenas eran bastante problemáticas y tenían el potencial de causar un daño serio a los autos transportados. Hoy, las empresas de envíos usan correas, las cuales están conectadas directamente a las ruedas del auto más que al chasis mismo. Cuando se lo aplica correctamente, lo cual es muy sencillo de hacer, el único potencial daño al auto sería al aro de la llanta, lo cual se puede reparar de un modo rápido y sencillo, contrariamente a lo que sería reparar el marco completo del auto.

 

Más empresas, más rutas

Hoy en día, hay incontables empresas que ofrecen un servicio de envío de autos, es sólo una cuestión de encontrar la que a usted más le guste y más se ajuste a sus necesidades. Lo bueno de internet es que usted puede comparar múltiples compañías rápida y sencillamente basándose en factores como el precio, el método, y así sucesivamente, e incluso puede obtener cotizaciones para tener una idea general de cuanto terminará pagando para enviar un auto. No solo hay más empresas, sino que estas empresas también ofrecen a los clientes más opciones de ruta, significando que será mucho más sencillo encontrar una empresa dispuesta a enviar a diferentes puntas del país sin problemas y de traer los autos directo a su puerta. Con más empresas ofreciendo este tipo de servicios, también significa que el envío de un auto es mucho más barato de lo que solía ser, haciendo de esto un servicio que virtualmente cualquiera puede costear si se lo contrata con sabiduría.

Los servicios de envío de autos han recorrido un largo camino desde los tiempos de Alexander Winton y su camión de 18 ruedas original. Ahora, con las nuevas tecnologías y mejores camiones, usted puede llevar su auto a salvo de costa a costa a precios más que razonables. Sumando opciones como las del transporte abierto de autos y el transporte cerrado de autos, usted puede elegir el nivel adecuado de protección para su cargamento. Sin importar el tipo de auto que está enviando y cuál es el destino final, ¡no le faltarán empresas y opciones de envío entre las cuales elegir!

Comments

comments